Algo nerviosa por poder hablar de lo que me gusta, se agolpan en mis dedos todas las ideas que quiero plasmar y compartir con vosotras. Intentaré ir por partes.

Hablar de suelo pélvico no es algo que atañe únicamente a esta zona que ya conocéis. Aunque es una definición sobre la que podríamos extendernos, esta es la clave:

Conjunto de estructuras ligamentosas y musculares que cierran la cavidad pélvica en su parte inferior para dar sostén a vejiga, uretra, útero, vagina y recto.

Relaciones importantes en suelo pélvico…

Ya sabéis que en el cuerpo no hay espacios vacíos, esto quiere decir que siempre a mayor o menor distancia todo está relacionado. El normal funcionamiento de todas las estructuras depende de la integridad de las vecinas. En suelo pélvico no hay excepción, y esta es la idea a desarrollar en este y sucesivos artículos.

En el de hoy, de manera resumida os explico la importancia de la integridad y correcto posicionamiento de las estructuras de suelo pélvico.

Lumbalgias.

Numerosos estudios confirman que cierto tipo de lumbalgias (palabra que hace referencia exclusivamente a dolor en la zona lumbar sin identificar la raíz de este dolor) son de origen, o están perpetuadas, por algún tipo de desorden a nivel uroginecológico y de suelo pélvico.más-que-suelo-pelvico

Para concretar y explicar el porqué de esta afirmación os diré que existen ligamentos que van desde las vértebras lumbares hasta útero, ovarios y se continúan en una especie de red de sostén en diferentes direcciones acunando a todo el sistema uroginecológico. Es por ello que, tras diferentes situaciones que modifican su longitud, elasticidad y posicionamiento, pueden verse afectados desde su origen hasta su destino final. Esto provoca sintomatología que no siempre nos orienta bien a la hora de tratar y diagnosticar.
Estas situaciones son las fisiológicas y cotidianas a lo largo de la vida de una mujer: embarazos, partos, menopausia y, en definitiva, diferentes cambios hormonales que modifiquen las cualidades del tejido conectivo…

Por tanto, la buena salud de nuestra zona lumbar también depende de la correcta funcionalidad de suelo pélvico.

La faja abdominal, esa gran aliada.

A su vez, hay otro concepto clave para el buen funcionamiento de ambos (lumbar y suelo pélvico). Esta gran estrella es: la faja abdominal. Para resumir un poco diré que el buen funcionamiento del contenido (sistema uroginecológico) depende en gran medida del estado del continente (faja abdominal). La musculatura abdominal actúa modificando presiones sobre estas estructuras que cierran la pelvis (suelo pélvico). Si no tenemos un buen tono en el músculo transverso del abdomen (actriz principal en musculatura abdominal) todos los esfuerzos acabarán provocando presiones altas (nada buenas) en el contenido pélvico. Dicho de otra forma, si no podemos contener esfuerzos o prepararnos para ellos, el esfínter de la uretra deberá trabajar por encima de sus posibilidades, y favorecerse así una incontinencia urinaria de esfuerzo. Además, sin una buena faja abdominal, las molestias lumbares vendrán también de la mano. Para ello os adelanto que, en artículos siguientes, hablaremos de Gimnasia abdominal hipopresiva: una gran aliada del trabajo en suelo pélvico.

conocer-mi-suelo-pelvico

Así que, ya sabéis. Este es nuestro triángulo de las Bermudas de hoy:

SUELO PÉLVICO, MUSCULATURA ABDOMINAL Y COLUMNA LUMBAR.

Os recomiendo visitar a vuestra especialista en suelo pélvico más cercano para asesoraros y valorar estas estructuras de las que depende una buena calidad de vida, tanto a nivel sexual, reproductor, digestivo y excretor.

Nota: para acudir al fisioterapeuta especializado en suelo pélvico no necesariamente debes sufrir algún problema ginecológico o sexual, es más, debería hacerse una valoración de suelo pélvico para poder conocer la funcionalidad y el estado muscular, y de los demás tejidos simplemente por conocimiento o prevención. Es una valoración que suplementa a la ginecológica, nunca la sustituye. Además nos ayudará a conocernos mejor. Como ya dijo Laura en un artículo anterior: Y tú, ¿de cuál eres? Simplemente el objetivo inicial puede ser, conocerse en profundidad o, en muchos casos, comenzar a conocerse, con la ayuda de un profesional especializado.

Ahora, cuenta tu experiencia con el suelo pélvico. Es algo extraño para ti, o ya conocías de él? ¿Has empezado ya tu relación con tu suelo pélvico? Cuéntanos.

Comprueba tu correo!

1 Comentario

  1. Trabajo en Atención Primaria por la zona de Ciudad Real, como matrona. Me encuentro muchas mujeres a las que le iría muy bien una valoración en profundidad por parte de un fisioterapeura especializado en suelo pélvico… ¿tenéis alguna web o directorio donde ellas puedan buscar? Muchas gracias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here