¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

CREAR MI CUENTA

Menstruación

¿Es lo mismo la menstruación que el ciclo menstrual? ¿Es normal que me dure más de 28 días? ¿Cuáles son las principales alteraciones del período? Hoy vamos a dedicar este post a dejar claros algunos conceptos sobre el ciclo menstrual.

¿Es lo mismo ciclo menstrual y menstruación?

Para comenzar, debemos definir menstruación y ciclo menstrual. Y no, no son lo mismo. La menstruación es una fase del ciclo menstrual. Ese ciclo es el proceso que prepara al útero para el embarazo, todos los meses.

¿Cuándo comienza el útero de una mujer a ser fértil? La primera vez que el cuerpo femenino empieza el ciclo menstrual se conoce como menarquía. Es decir, el primer sangrado de menstruación es la señal de que el útero ya puede ser fertilizado. Esto depende de cada mujer. Normalmente, la menarquía llega cuando la mujer está entre los 10 y 16 años.

Una vez esto ocurre, la mujer estará en constante ciclo menstrual hasta su última regla: la menopausia. Y los ciclos menstruales comienzan con el primer día de menstruación hasta el último día  que será el día anterior a la siguiente menstruación. Duran de promedio 28 días.

Fases del ciclo menstrual

Por lo tanto, por ahora nos ha quedado claro que la menstruación es una de las fases del ciclo. Y que este ciclo dura 28 días, habitualmente.

Las fases de este ciclo son cuatro:

  1. Menstruación: fase de sangrado en la que se desprende el endometrio dando a entender que la mujer no está embarazada.
  2. Preovulación: días posteriores a la regla.
  3. Ovulación: aproximadamente entre 12-14 días después de la menstruación. Es la maduración del óvulo para que éste pueda ser fecundado.
  4. Premenstrual: días antes de la regla donde suelen manifestarse los famosos síntomas premenstruales.

Duración del ciclo menstrual y alteraciones en la duración

Como hemos explicado anteriormente, la duración promedio de un ciclo menstrual es de 28 días. Pero sólo a un 15% de las mujeres le dura exactamente eso. Con esto te queremos decir que no te asustes si tu ciclo dura más o menos. Se considera un ciclo regular si entre una fase de menstruación (sangrado) y la siguiente hay entre 21 y 35 días.

Hay varios casos en los que se producen alteraciones en esta duración.

La amenorrea: períodos ausentes de menstruación. Puede ser una amenorrea primaria si una mujer llega a los 16 años sin haber menstruado todavía. Si se da cuando la mujer ya había tenido la menstruación, se denomina amenorrea secundaria.

La oligomenorrea: ciclos muy largos, que dan lugar a un número muy bajo de reglas al año.

Estos desajustes no tienen por qué provocar dolor, ni tienen por qué tener una causa patológica, aunque hay patologías que cursan típicamente con estos patrones de sangrado, como por ejemplo el Sindrome de Ovarios Poliquisticos. Pero siempre es recomendable acudir al médico y aclarar las posibles dudas.

Desarreglos y dolores en la menstruación

La menstruación o fase de sangrado dura de media 5,2 días. Es decir, entre 3 y 8 días.  Este sangrado recibe el nombre de flujo menstrual.

¿A qué se debe esta sangre? La sangre de la menstruación, no es sólo sangre, sino que contiene restos de tejido, toxinas y de endometrio expulsado y la rotura de vasos sanguíneos que se producen cuando no hay fecundación.

¿Duele la menstruación? Ya hablamos de esto en otro post. Pero para para refrescar, debemos decir que el dolor menstrual se denomina dismenorrea. Y, aunque es muy común, no es lo normal.

Hay dos tipos de dismenorrea. La dismenorrea primaria, que no tiene ninguna causa patológica; y la dismenorrea secundaria, que se puede deber a alguna enfermedad.

Los dolores de la menstruación que no tienen una base patológica podemos tratar de solucionarlo con hábitos alternativos: pérdida de peso, ejercicio físico, no fumar, eliminar alimentos tóxicos y pasar a una dieta antinflamatoria, orgasmos terapéuticos, calor local, autocuidados o dejar de usar tampones (para lo que recomendamos la copa menstrual).

Las enfermedades que causan la dismenorrea secundaria

Cuando el dolor es más severo y continuado en el tiempo, quizás, puede estar siendo causado por una enfermedad. Por eso siempre recomendamos visitar al ginecólogo ante el dolor abdominal y pélvico menstrual, para que te realice un examen pélvico, ecografía y analíticas si lo considera oportuno.

Además, este trastorno es relevante y está muy normalizado. Por eso, es importante estar informada.

Ya en este post del blog hablamos de las tres afecciones ginecológicas más comunes que causan dolor menstrual: endometriosis, quistes y miomas.

La endometriosis es la presencia del tejido muy parecido al tejido endometrial pero que se encuentra fuera del útero, donde tendría que permanecer. Depende de las hormonas y del ciclo menstrual. Es una patología inflamatoria. Sus síntomas son el dolor menstrual, la dispareunia (dolor en las relaciones sexuales), sangrado fuera de los ciclos o problemas reproductivos.

Los quistes son sacos de líquido que se forman en el ovario durante la ovulación. Un óvulo se desarrolla en este saco, y si el óvulo no se libera, el saco crece.

Los miomas o fibromas uterinos son tumores en el útero. Son, casi siempre, benignos, y no suelen generar problemas. Pueden causar dolor en la zona baja del abdomen. Los estrógenos hacen crecer los miomas porque los nutren.

La menarquía

Otro concepto para traer a colación es el de menarquía. Es la manifestación estrella en la pubertad, que es la señal de la entrada en la vida fértil. En otras palabras, después de la menarquía, tener relaciones sexuales sin anticonceptivos puede conllevar un embarazo.

La primera regla no es igual en todas las mujeres. Lo más normal es que el flujo menstrual sea débil, pero podría no ser el caso, y que la menstruación sea consistente y de larga duración. De igual manera con el color, no hay un tono de rojo que sea el normal. Cada mujer es un mundo diferente.

La menopausia

Y, para terminar, la menopausia. Se define como el último ciclo menstrual, que se manifiesta con una última menstruación. Es el final del período fértil. Una vez alcanzada la menopausia, la mujer no puede tener hijos.

En una entrada de este blog, hablamos de la perimenopausia, que significa “alrededor de la menopausia” y se refiere al tiempo a lo largo de cómo el cuerpo produce la natural transición a la menopausia y marca el final de los años reproductivos.

Lo dicho: siempre es recomendable acudir al médico, no importa la edad. Si sientes dolor, o síntomas que no consideras “normales”, no dudes en consultar con un especialista.

SUBIR