Parto de la base de que estoy a favor de que cada persona se compre para su disfrute lo que le de la gana. Hace unos años, era impensable que las mujeres se compraran ningún juguete sexual. Ni había tantos en el mercado, y los que había eran casi siempre penes enormes y (por que no decirlo feos) con muy poca elegancia y glamour. Hoy en día ya hemos visto que la mayoría de mujeres que se deciden por un juguete erótico no lo hacen por esos, sino por otro tipo de estimuladores, vibradores  o juguetes que nada tienen que ver  con eso.

Hace unos años, si alguien podía comprar artilugios para el disfrute eran los hombres. Pero tampoco ellos compraban juguetes eróticos como ahora. Estaba mal visto ya que sólo lo compraban los que “eran un poco pervertidos”. Hoy en día hay juguetes eróticos muy divertidos y elegantes también para ellos.

Perdonen mi insistencia en la elegancia. No lo puedo evitar. A mi las vulgaridades no me gustan. Creo que algo tan íntimo debe entrar por los ojos primero. Aunque está claro que para gustos, colores. Sólo hace falta buscar en amazon: juguete sexual.

¿Quiero ser una mujer liberada sexualmente. ¿Necesito un juguete sexual?

Lo que me indigna profundamente es que ahora parece que hemos pasado del “Calvo a las tres pelucas”. Y no solo hemos vendido que es bueno que las mujeres indaguen en su sexualidad, sino que si no tienes un juguete erótico estás poco menos que en las antípodas de la masturbación y la liberación sexual.

¿Tú no tienes uno de estos…tia? Que dices…que antigua eres.

Y tu pensando: ¿antigua?… NO!! no quiero ser antigua. Quiero ser una mujer moderna, liberada, a la moda….como todas…!!

Me niego a dar el mensaje de que la liberación de la mujer pasa por tener uno (o muchos) juguetes sexuales. Que si los tienes bien, pero que si no los tienes no pasa nada. Esta no es el verdadero kit de la cuestión. Conocerse, explorarse, disfrutarse y empoderar tu sexualidad se puede hacer sin un juguete erótico. Estoy segura que muchas mujeres que tienen un juguete ni siguiera lo han sacado de la caja. O no lo han usado más de…2 veces…

comprar juguete sexual

No hace falta que te compres un juguete. Es más, si no te disfrutas sin juguete, mira…no te compres ninguno. Empieza por el principio. Empieza por ti, contigo misma. A solas, tu mente, tus manos, tus piernas, tus almohadas, tu ducha…Pero hazlo.

Ha sido bonito…pero ya basta. Sin pasarse!

Quizás ha sido la manera de que la sexualidad de las mujeres saliera a la luz. Cierto! Y eso ha sido bueno. Muy bueno. Ha sido una excusas perfecta, pero basta ya! No nos vengan a decir que todas las mujeres deberían tener un vibrador, o un artilugio porque no es así. Y es que hemos asociado nuestro placer al consumismo. Hemos asociado la libertad sexual femenina, con el consumismo. Así de claro. Como en tantas otras cosas de nuestra vida diaria. ¿Si no compramos y no “tenemos”  no vale…? Nos han hecho creer que si no tienes un vibrador, no eres una liberada sexual de verdad. 

Lo siento si esto molesta a quienes venden juguetes eróticos. No me mal interpreten porque su labor es completamente necesaria. Tiene que haber donde pueda comprarlos si me apetece. Pero no! no es necesario tener un juguete para ser dueña de tu sexualidad. Para disfrutarte al máximo. Para ser una mujer que goza y se conoce a si misma. Deja que tu mente y tu cuerpo se fundan en el más bonito de los abrazos.

Si crees que ha llegado el momento de liberar el placer que llevas dentro y estás agobiada porque no tienes un juguete sexual…te diré una cosa. No te hace falta. 

Arremángate y ensuciarte las manos.

Moja tu cama.

Acaba el termo de agua caliente.

Busca en tu nevera e ingéniatelas.

Tienes 10 dedos en las manos, úsalos!

Las almohadas no solo son para apoyar la cabeza.

Cruza fuerte las piernas. Y no…no porque seas una señorita!

Descubre cÓmo siente la piel de tus pechos.

Cuanto hayas probado todo esto…y todo lo que se te ocurra de más…Ve, mujer sabia, dueña de tu placer, tu cuerpo y compra un juguete. Y lo harás con convicción, con “poderío”, segura de ti misma.

Y es que para usar un juguete sexual, hay que tener mujer empoderadamucho poderío.

Me encantaría saber tu opinión. Saber si te compraste una vez un vibrador, y todavía no lo has sacado del cajón. Saber si lo usas muy a menudo y lo recomiendas al 100%. O si tienes pensado comprártelo, pero después de leer esto, has decidido probar primero mis sugerencias.

Ya sabes que tus comentarios son bienvenidos, y nos ayudan a todas.

 

 

Comprueba tu correo!

1 Comentario

Dejar respuesta