Hace unos días leí el siguiente artículo y me pareció tan claro y tan necesario que se me ocurrió traducirlo palabra por palabra. Habla del mal llamado “síndrome del ovario poliquístico” (abreviado a veces como SOP), diagnóstico que nos ha caído a más de una en la vida de manera arbitraria.

Cuando trabajaba de matrona en la consulta del centro de salud muchas mujeres me comentaron que en algún momento les habían dicho que tenían SOP tras haberles realizado una ecografía. Desde aquel momento todas hemos estado bajo la sospecha de sufrir problemas hormonales que alteren nuestra menstruación o nuestra fertilidad, lo que en ocasiones es causa de un estrés innecesario e injusto puesto que muchas realmente no hemos padecido nunca dicho problema.

Sencillamente nos dieron un diagnóstico a la ligera. Equivocado. Y se quedaron tan agusto, oye.

Afortunadamente hay profesionales como Lara Briden cuyo propósito es justo el contrario: darnos información para comprendernos y aprender a cuidarnos como mujeres. Hace tiempo que sigo su blog y tengo el placer de ofreceros este artículo suyo que es un regalo para nosotras.

La sorprendente verdad acerca de los ovarios poliquísticos (no es una enfermedad ovárica)

Traducido del artículo original de Lara Briden, aquí.

Si te diagnosticaron ovarios poliquísticos mediante una ecografía, puede que el diagnóstico no fuera preciso. Los llamados “quistes”tienen poco que ver con lo que te sucede. Y no, esos quistes no te causarán aumento de peso, infertilidad o problemas cardiacos.

Pero la palabra ovario aparece en dicho nombre de la condición de “síndrome de ovarios poliquísticos” (SOP). Así que debe ser un problema ovárico. ¿Cierto? Error.

En realidad, tus ovarios no son culpables de nada. Con el apoyo nutricional adecuado, tus ovarios pueden y volverán a funcionar como es debido.

Verdades y mitos de los ovarios poliquísticos.

× Falso: el SOP pueden ser diagnosticado por ecografía

Los quistes son normales en los ovarios. Porque los quistes son los sacos de los folículos que contienen los óvulos. (¿Qué sería de un ovario sin ellos?). Cada mes, tus ovarios maduran nuevos folículos y luego los reabsorbe. Así que cada mes, tus ovarios tendrán un conjunto completamente diferente de folículos. Y cada mes tus ovarios se verán diferentes en la ecografía.

El ovario normal suele tener – de media – de 6 a 12 folículos de diversos tamaños (más cuando eres más joven). El ovario poliquístico tiene – por definición – más de 12 pequeños folículos infradesarrollados (más de 25 cuando eres más joven).

Pero, ¿por qué están esos folículos pequeños y sin desarrollar? Porque ese mes no hubo ovulación. La ecografía no puede explicar por qué no hubo ovulación, como tampoco puede predecir si habrá ovulación el mes siguiente. A veces sencillamente no hay ovulación, y es por esto que las mujeres normales tienen ovarios poliquísticos el 25% del tiempo. Si volvemos a examinarlas en unos pocos meses, sus ovarios serán normales. Por este motivo todos los expertos están de acuerdo en que el SOP no puede diagnosticarse por ecografía.

(Nota rápida acerca de otros tipos de quistes ováricos anormales. Hay grandes quistes funcionales – que son el tipo más común de “quiste ovárico” – que pueden crecer hasta 5 cm o más, y que en ocasiones requieren cirugía. Hay también quistes ováricos patológicos como los quistes dermoides, quistes hemorrágicos o los quistes de chocolate de la endometriosis. Se trata de problemas completamente diferentes, y no entran en el debate acerca del síndrome de ovarios poliquísticos)

Verdad: el SOP frecuentemente está mal diagnosticado

 La historia que oigo a menudo suele ser la siguiente: 1) Adolescente que comienza a tomar la píldora por problemas de piel, 2) Deja la píldora sobre los 20 o 30 años, 3) La regla no aparece (seguramente por un síndrome post-píldora), 4) Se produce un brote de acné (por la retirada de la píldora), 5) La ecografía muestra ovarios con apariencia poliquística, 6) El médico diagnostica SOP sin ningún tipo de analítica, 7) El médico prescribe la píldora.

Por favor, comprende esto: A veces – y por muchos tipos de razones – puedes tener dificultades temporales para ovular, lo que significa que tendrás menstruaciones irregulares y posiblemente ovarios poliquísticos. Eso no significa que tengas la condición hormonal de SOP.

Los obstáculos más comunes para ovular incluyen haber estado tomando la píldora, el azúcar, inflamación, tóxicos ambientales, gluten, disfunción tiroidea, prolactina, estrés, carecias nutricionales, y muchas otras cosas. Un diagnóstico apropiado requiere una historia de salud detallada y analítica de hormonas en sangre (incluyendo insulina, andrógenos, prolactina, tiroides y otros).

Consejo: si estás evitando los carbohidratos porque alguien encontró ovarios poliquísticos por ecografía, puedes estar en el camino completamente equivocado.

× Falso: el SOP es un problema ovárico

El SOP no es una condición del ovario. Es una de las varias condiciones hormonales del cuerpo (todas llamas SOP) que afectan a los ovarios. Las hormonas son el problema. Los ovarios son la víctima.

Cuando los ovarios se ven enfrentados con la inflamación y alteraciones en los marcadores de insulina y otras situaciones, los ovarios de algunas mujeres responden apagando la ovulación y produciendo testosterona en exceso. Sí, eso sucede por predisposición genética. Otras mujeres sin esa predisposición pueden enfrentarse a esa misma inflamación y resistencia a la insulina sin que sus ovarios segregen testosterona.

Aún así el mejor tratamiento no es tratar los ovarios, sino tratar la inflamación subyacente o el problema de insulina que está afectando a los ovarios.

Verdad: el SOP necesita un cambio de nombre

En enero de 2013, un panel de expertos del NHI estableció que el término SOP lleva a confusión. Hicieron una llamada para que el SOP fuera renombrado. Necesita otro nombre, dijeron, porque el SOP no es una condición ovárica.

El Dr. Robert A. Rizza de la Mayo Clinic (y miembro del panel del NHI) se sumó al cambio de nombre:

“(el término SOP)… pone la atención en un criterio – a saber la morfología poliquística del ovario – que no es necesaria ni suficiente para diagnosticar el síndrome. Es hora de asignar un nombre que refleje la compleja interacción metabólica, hipotalámica, hipofisiaria, ovárica y adrenal que caracteriza al SOP”.

En julio de 2016, fue propuesto el nuevo término de “síndrome reproductivo metabólico”.

Publicado en “Lara Briden’s Healthy Hormone Blog” el 22 de Octubre de 2013.

Comprueba tu correo!

Dejar respuesta