Cáncer de mama. Todo lo que debes saber

Ayer tuvimos una entrevista en Youtube son la Ginecóloga Amira Alkourdi hablando de cáncer de mama. Fue muy enriquecedor y aprendimos un montón. Sobre cáncer de mama, sobre detección precoz y sobre tratamientos.

Os cuento un poco un resumen de los puntos más importantes de los que hablamos.

 

El cáncer de mama. El cáncer más prevalente.

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en mujeres. Quiere decir que si te toca pasar un cáncer, con una alta probabilidad, será de mama. En España se diagnostican al año 26.000 nuevos casos cada año. (datos del año 2017). La gran mayoría son diagnosticados en mujeres mayores de 50 años, y sobretodo mayores de 75, pero también en mujeres jóvenes, menores de 40 años. Concretamente un 9 %.  En los últimos años, tanto el diagnóstico como el tratamiento del cáncer de mama han mejorado mucho. Y actualmente tiene una supervivencia muy alta. Eso quiere decir, que una mujer con cáncer de mama se puede curar. Y eso es muy importante.

 

El cáncer no es rosa.

Me gustaría añadir esta parte como opinión personal. Es muy importante la vinsibilización de la enfermedad. La palabra cáncer da mucho miedo, y está muy estigmatizada. Saber sobre esta enfermedad, saber cómo se detecta y cómo podemos atacarla es fundamenta. Pero también es verdad que el cáncer de mama se ha rodeado de un velo rosa, que me parece un poco peligroso. Las campañas y movimientos sobre cáncer de mama, han dado a entender que es una enfermedad que se cura, y que este proceso es muy… “soft”, muy rosa. No sé si me explico. A mi me parece que debemos visibilizar la realidad de estas mujeres. Que es una realidad dura, que a menudo soportan sin comprensión, porque lo que hemos vendido es que tener cáncer de mama, es un poco de quimioterapia, y ponerse un pañuelo rosa. El cáncer es de todo menos rosa, aunque se cure.

 

Tipos de cáncer y de tratamientos.

Hay diferentes tipos de cáncer de mama. En lineas generales y muy resumidas, está el hereditario y el no hereditarios. Y no todos los cánceres de mama son hormonodependientes, es decir, dependientes de los estrógenos. Todo esto da diferentes tipos de tratamientos. También en lineas generales, tenemos la quimioterapia, la radioterapia, y la cirugía. Tal y como nos explicaba la doctora en la entrevista, la cirugía cada vez tiende a ser más conservadora, y menos agresiva. Se intenta conservar, si se puede la mama y extirpar solo el tumor. Aunque hay casos en los que esto será imposible, claro.

 

Sreening de Cáncer de mama.

Un screening es una prueba que se aplica a toda la población, en principio sana, y que sirve para diferenciar la gente que está sana, de la que tiene que ser estudiada. Es una prueba que debe ser rentable, tanto porque sea inocua, sencilla y accesible a toda la población. Y debe ser una prueba que nos permita diagnosticar una enfermedad de una manera muy precoz. Antes de que esta enfermedad de cualquier signo o síntoma percibido por la pacientes. Este tipo de pruebas se hacen a través de programas estatales de cribado. En España, hay actualmente 4 procesos de cribado a través de pruebas de screening. El cáncer de cérvix, el cáncer de próstata, el de colon y el de mama.

La prueba de screening para el cáncer de mama es la mamografía. Se realiza de forma sistemática una malograría a todas las mujeres mayores de 50 años, cada dos años, y hasta los 65 o 70 años (hay diferencias entres comunidades autónomas). Esta prueba nos permite diferenciar a las mujeres sanas, de aquellas que necesitarán otra prueba más. Finalmente de estas, solo algunas serán diagnosticadas de cáncer de mama.

Algunas mujeres, por cuestiones de antecedentes familiares o personales, pueden ser candidatas a mamografias o ecogaafías antes de los 50 años. Así que si tienes antecedentes familiares de cáncer de mama, o tienes dudas de si tu eres de estas candidatas, es importante de consultes con tu médico/a. Ellos te informarán de si es necesario hacer pruebas de screening antes de lo establecido.

 

La autoexploración mamaria.

Este es un tema muy controvertido que seguro que crea polémica y confusión, pero voy a intentar explicarlo. En muchas ocasiones hemos escuchado que las mujeres debemos tocarnos y explorarnos las mamas, en busca de anomalías que pudieran ser sospechosas de cáncer. Estas recomendaciones vienen de foros médicos, revistas de salud, incluso de profesionales sanitarios. Bien, pues la bibliografía al respecto, nos dice que no hay que animar a las mujeres a explorarse las mamas de una forma rutinaria. Ya que esto provoca que muchos hallazgos que ni las mujeres ni sus médicos pueden dilucidar si son o no malignas. Y esto lleva a las mujeres a muchas pruebas necesarias, y complicaciones derivadas de estas pruebas. Además estamos diciendo que la prueba que permite la detección precoz es la mamografía, y la autoexploración, no es eficaz para la detección precoz del cáncer de mama. Ni siquiera se ha demostrado que disminuya la mortalidad por cáncer de mama que las mujeres se autoexploren de una forma rutinaria. Y hay mucha bibliografía respecto al sobrediagnóstico de cáncer de mama.

Dicho esto, otra cosa muy distinta es que cada mujer debe conocer su cuerpo. Y debe conocer su pecho, igual que conoce otras partes de su cuerpo. Si un día aparece “algo extraño” en un dedo, podemos decir: “Esto que tengo no lo tenía antes”. Pero no por eso, nos revisaremos los dedos todos los meses de una forma rutinaria. De igual forma si aparece en el pecho, algo que no vemos normal, y que antes no teníamos, debemos consultar a un médico.

¿Que signos son los que pueden hacernos acudir a buscar ayuda de un experto? Deformidades en la mama que antes no teníamos, inversión del pezón, cambios en la piel como piel de naranja, secreción extraña por el pezón, bultos de nueva aparición.

 

Cáncer y hormonas

Si el tema anterior es controvertido, este lo es aún más.

La mayoría de mujeres que han pasado por un Cáncer de mama, tienen como consecuencia de su tratamiento una menopausia. Ya sea precoz, si la mujer es muy joven, o agravada si la mujer ya tenía la menopausia. Esto provoca una sere de sintomatología, que para la mujer puede ser muy invalidante, incluso afectar mucho a su calidad de vida. Por ejemplo sequedad vaginal, dificultad para lubricar, y dolor en las relaciones sexuales. Esto no es una banalidad. Hemos dicho que la supervivencia al cáncer de mama es alta, y por tanto, estas mujeres merecen tener una buena calidad de vida, después. Incluso de sus relaciones sexuales y de pareja.

Hasta ahora, la única arma terapéutica para aliviar esa sequedad eran los hidratantes vulvares y vaginales. Porque los compuestos que llevan hormonas a nivel local, estaban totalmente contraindicados. Según la Dra Alkourdi, cada vez hay más estudios que demuestran que estas cantidades de hormonas a nivel local, no aumentan el riesgo de sufrir de nuevo cáncer de mama. Así que en este sentido, y a pesar del miedo que provoca el uso de hormonas en estas pacientes, cada vez son más los profesionales que se deciden a prescribirlos. También hay otros compuestos como el ospemifeno, del que no tuve tiempo de hablar con la doctora, y que se presentan como una herramienta para el alivio de esta sintomatología, sin que esto repercuta en la mama. Sobretodo pregunta a tu médico.

En mi opinion, siempre hay que informar a la mujer, y que sea ella la que tome las decisiones de sus tratamientos. Los profesionales sanitarios, no podemos abanderarnos de su toma de decisiones. Es difícil. Mucho. Porque el cáncer da miedo, y que vuelva más.

 

 

Si quieres ver la entrevista al completo, puedes hacerlo suscribiendote a mi blog. Te mandaré el enlace al video. Suscríbete.

 

Alguna bibliografía sobre la autoexploración mamaria:

 

https://www.uspreventiveservicestaskforce.org/Page/Name/screening-for-breast-cancer—questions-and-answers

http://www.cmaj.ca/content/164/13/1837

https://www.nature.com/articles/6600847

http://annals.org/aim/fullarticle/745247/screening-breast-cancer-update-u-s-preventive-services-task-force

https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD003373/abstract

https://academic.oup.com/jnci/article/94/19/1420/2519921

Escribe tu comentario

Your email address will not published. Reguired fields are marked*