Testimonio de Vaginismo. "Yo ya estoy al otro lado,..te espero"

el vaginismo. Me parece que son historias de superación, que merecen ser contadas. Sé que ellas tienen esa necesidad de hacerlo. Porque más de una vez me dijeron,  si puedo ayudar a otras mujeres,…si puedo hacer algo para que sepan que esto se cura…

Visibilizar el vaginismo

Me parece muy importante hablar de vaginismo. Hay muchas mujeres que lo padecen. Que tienen relaciones insatisfactorias, con dolor, o imposibilidad de tener penetración en sus relaciones. Aún estamos lejos de que una mujer diga abiertamente “Yo tengo vaginismo”. Pero aportar testimonios, sobretodo de mujeres que han superado este reto, me parece fundamental, para que otras sepan que el vaginismo tiene solución. Así que aquí os muestro uno de estos testimonios. A mi me emociona leerlo. Os dejo con ella:
Hola soy Anyi, tengo 42 años y he superado un problema de vaginismo. Quiero compartir mi testimonio con todas vosotras, ya que a mi en su día me ayudo leer el de otras mujeres en mi situación. Y quiero animaros a dar el primer paso para acudir a un buen especialista, en mi caso Laura, ya que no podría haber encontrado a nadie mejor como profesional y como persona, con ella el camino ha sido mucho mas fácil. No dejéis que la vergüenza o el miedo os impida dejar atrás este problema que es mas fácil de superar de lo que parece. Debido a un trauma infantil desarrolle este problema. Retrasé mucho el tener una relación sentimental y sexual. Mi primer novio, que es hoy mi actual marido, lo tuve a la edad de 28 años. Desde el principio nada fue del todo normal y el error que cometimos los dos fue no hablar abiertamente del tema. Nunca hubo penetración completa, hacíamos otras muchas cosas en la intimidad, pero a medida que pasaba el tiempo esas otras cosas iban dejando más al descubierto el problema. Aún así nos casamos ya que en todo lo demás funcionábamos bastante bien. Yo a menudo le preguntaba si estaba a gusto con las relaciones que manteníamos, ya que yo era consciente de que algo iba mal y él por no dañarme, siempre me decía que todo estaba bien, que el problema era de él, cosa que al final terminó pasando también. El resultado fue que el no afrontar el problema acabo dañándome más, ya que por una serie de acontecimientos que ocurrieron a raíz de todo esto, nuestra relación se vio seriamente perjudicada. Ahí empezó mi pesadilla y decidí ponerle solución, no ya por él, sino por mi. No tenía claro si íbamos a seguir juntos pero tenía muy claro que iba a hacer todo lo posible por superar esto, me lo debía a mi misma. A través de mi ginecóloga contacte con Laura y ahí empezó mi reto de superación. Desde el primer día, gracias a ella, y a sus consejos empezó a ir todo bien, mas fácil de lo que pensaba, me fue mostrando una serie de ejercicios y pautas a seguir. Es cierto que hay que ser muy constantes, pero el resultado merece la pena, yo intentaba hacer los ejercicios a diario aunque no siempre era así por motivos laborales y demás. Había días muy buenos en los que los ejercicios me salían muy bien, y había otros no tan buenos en los que me frustraba, pero son esos, en los días malos, en los que no hay que desesperarse sino respirar hondo relajarse y decir no importa mañana me ira mejor y efectivamente así era. Pase de introducir el dedo en mi vagina a utilizar los diferentes tamaños de dilatadores hasta llegar al dildo y todo eso en unos seis meses aproximadamente, a día de hoy ya he conseguido una penetración completa. Animo chicas, no dejéis que este problema que tiene solución os arrincone, plantadle cara que con ayuda profesional es fácil de vencer. Yo ya estoy al otro lado, te espero…  
Ella no ha dudado en escribir estas palabras. Me imagino que le habrá costado, claro. Pero es una mujer fuerte. Nunca tuve ninguna duda de que lo conseguirías.  Gracias! Ya sabes que si crees que tienes este problema, busca ayuda. ¿Hablamos? ]]>

Escribe tu comentario

Your email address will not published. Reguired fields are marked*